La libertad humana desde una perspectiva tomista

Portada de la Suma contra Gentiles de Tomás de Aquino, Ed. BAC.

“El hombre es dueño de sus actos porque tiene libre albedrío.” 

Tomás de Aquino, Suma Contra Gentiles, I, 88

La libertad tiene un lugar importante en la antropología de Tomás de Aquino. Para este monje dominico, la libertad es una facultad o capacidad que se da únicamente en seres racionales, como los seres humanos, quienes poseen dos potencias o facultades superiores: intelecto y voluntad (deseo racional). 

La libertad en la filosofía tomista tiene, por lo menos, dos aspectos fundamentales. Primero, el libre albedrío, entendido como un juicio libre o simplemente, como la capacidad de elegir o decidir. Dice Tomás:

“El hombre obra con juicio, puesto que, por su facultad cognoscitiva, juzga sobre lo que debe evitar o buscar. Como quiera que este juicio no proviene del instinto natural ante un caso concreto, sino de un análisis racional, se concluye que obra por un juicio libre, pudiendo decidirse por distintas cosas.”

Tomás de Aquino, Suma de Teología, I, c83, a1

El segundo aspecto es la autodeterminación. Esta es consecuencia de la primera, pues, si las personas obran a partir de juicios libres, sus elecciones y acciones no están determinadas externamente. De ahí que Aquino señale que el hombre es dueño de sus actos y que sea capaz de autodeterminarse a obrar. 

Según el filósofo medieval, el ámbito de la moral y el artístico son evidencias de la libertad humana:

“Si el hombre eligiera naturalmente, todos los hombres tendrían que elegir del mismo modo. Lo cual es evidentemente falso, tanto en las cosas morales como en las artísticas.”

Tomás de Aquino, Suma contra Gentiles, III, 85

Como vemos, para Tomás, la vida moral y artística da cuenta de que el ser humano es libre, donde se supera lo meramente causal y natural. Podemos decir que el mundo moral y artístico está regido por la libertad, por el juicio libre, y no por la simple causalidad. Esto nos trae una perspectiva muy bella de la vida humana, esta es, que en ella se da una constante novedad, porque, aunque el fin que persiguen las personas es el mismo -llámese bien, felicidad, Dios- en la elección de los medios para alcanzarlo y de los bienes particulares, es decir, en la contingencia de la vida, se da una asombrosa y bella diversidad. De lo contrario, la vida humana sería monótona, aburrida y automatizada; peor aún, no habría manera de atribuir responsabilidad a las acciones, las personas serían inimputables. Sin embargo, el ser humano es libre y al mismo tiempo, responsable de sus actos.

Tomás de Aquino era principalmente un teólogo; así que, una exposición de su doctrina de la libertad, por muy breve que sea, debe considerar el problema de la libertad humana y la providencia divina (el plan determinado por Dios). La pregunta crucial es ¿El hombre es absolutamente libre o todo lo que decide hacer en su vida ya ha sido determinado o planificado por Dios?

Este problema, para nada fácil de resolver, Aquino lo trata con profundidad y agudeza en el libro III de la Suma contra Gentiles. Lo primero que podemos señalar es que en su filosofía hay una clara tendencia a explicar todo desde el principio de causalidad, de manera que si Dios es la Causa primera, todo lo demás es efecto suyo. Además, Dios es causa final, por tanto, todo está ordenado hacia Él:

“El ordenar las cosas al fin es propio de Dios. Él es quien actúa en todo aquel que obra natural o voluntariamente.”

Tomás de Aquino, Suma contra Gentiles, III, 67)

Esta declaración, tomada de forma aislada, da la impresión de que Aquino plantea un determinismo causal. Si es cierto que Dios es quien actúa en todo aquel que obra voluntariamente, podríamos afirmar que las decisiones humanas son causadas por Dios. Por tanto, la libertad quedaría reducida a mero efecto natural.

Para no caer en este mal entendido, es necesario profundizar en la perspectiva tomista acerca de este problema. Aquino tiene un capítulo en la obra ya mencionada que se titula “La providencia divina no quita la libertad de albedrío”. Las razones para tal afirmación son las siguientes: A la divina providencia le corresponde conservar la libertad de la voluntad. Esto se debe a que el gobierno de un ser providente tiene por fin conseguir la perfección de las cosas, aumentarla o conservarla.

Esto quiere decir que la providencia divina se sirve de las cosas conforme a su modo de ser dado por su forma natural, no las violenta obligándolas a hacer algo contra su naturaleza. 

Que Dios no ejerce violencia contra la voluntad libre de las personas se aclara en el siguiente pasaje:

“Lo violento se opone al movimiento natural y voluntario, porque estos dos han de partir de un principio intrínseco […] Sólo podrá causar el movimiento de la voluntad aquel agente que, sin violencia, produce el principio intrínseco de tal movimiento, que es la potencia de la voluntad. Y tal agente es Dios, creador único del alma.”

Tomás de Aquino, Suma contra Gentiles, III, 88

Para sintetizar esto, se puede decir que el hecho de que en cada persona haya una potencia llamada voluntad y que a partir de esta se pueda decidir, es gracias a Dios que, en su providencia, causa, conserva y perfecciona dicha facultad del alma. Pero lo que cada uno vaya a elegir en la contingencia de la vida no está determinado externamente, ni siquiera por Dios.

Uno de los especialistas en la filosofía tomista, el francés Étienne Gilson, comentando este tema, aclara lo siguiente:

“Dios es, en efecto, el primer motor de todos los móviles, pero mueve a cada móvil conforme a su naturaleza”. En otras palabras, Dios es causa del movimiento de la voluntad, pero este movimiento “no se lo confiere sino indeterminado.”

Gilson, El Tomismo, p. 348

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: